MapaCulturaLosRios

Proyectos

Proyectos (283)

Curiñanco es una comunidad en donde aun viven alrededor de 40 familias con orígenes mapuche lafquenche, sin embargo con el pasar de los años han perdido su identidad como tales, comenzando por su lengua y siguiendo con todas las demás costumbres de nuestra cultura. Solo con el inicio de la EIB ( Educacion Intercultural Bilingue) en la escuela se ha comenzado un rescate muy lento de nuestra lengua madre desde hace unos pocos años atrás. Dentro de este mismo trabajo de rescate la comunidad se ha ido levantando y hoy en día se cuenta con una Machi oriunda del sector. En base a estos hitos importantes de valoración y rescate, es en donde nace la necesidad de poder entregarle a nuestros 20 niños y niñas en edad preescolar ( 2 a 6 años ) que asisten a nuestro jardín infantil Peewe Pewma, de nuestra comunidad las oportunidades de conocer y valorar también su cultura a través de una metodología que respete su forma de aprender según su edad y que les llame la atención como lo son los cuentos, canciones y bailes, de esta manera se pretende comenzar una educación informal en los valores y cosmovisión propia de nuestros antepasados, incorporando también a las familias de los niños y niñas en este trabajo. Esta actividad permitirá el reconocimiento del establecimiento tanto dentro de la comunidad como también en los sectores vecinos y a nivel comunal como jardín VTF, por incorporar nuestra cultura de origen como metodología de aprendizaje y desarrollo de nuestros niños y niñas, rescatando el respeto por nuestra madre tierra, por nuestra cultura y nuestros antepasados. Es muy importante poder contar con un proyecto que nos financie este trabajo debido a que es la única manera que tenemos de poder contar con una persona dedicada, especialmente a este trabajo, además de que nos permitirá adquirir los materiales necesarios, ya que al ser un sector rural no se cuenta con muchos recursos.

Fuente: https://comunidadcreativalosrios.cultura.gob.cl/proyectos/transmitiendo-nuestra-cultura-mapuche-a-traves-del-epew-ulkantun-y-purrun/

En la ciudad de Valdivia existe un patrimonio cultural y natural que no ha sido reconocido formalmente, no está valorizado, no es considerado como un elemento diferenciador de la ciudad, y tampoco es utilizado en actividades culturales o económicas a pesar de su enorme potencial: estos son los “árboles patrimoniales”. Estos árboles pueden ser tanto nativos como exóticos, y se destacan por su gran tamaño, longevidad, por ser los únicos en su tipo, por su relación con la comunidad vecina, por la historia que representan, y pueden albergar una enorme biodiversidad de flora y fauna en sus ramas y copas. Estos árboles representan un legado del pasado, tanto cultural como natural. En muchas partes del mundo los árboles patrimoniales son muy valorados. En Europa y Estados Unidos existen organizaciones ciudadanas que trabajan con los gobiernos para designar, proteger y dar a conocer sus árboles patrimoniales. En Australia, el National Trusts ha creado un registro de más de 2000 árboles patrimoniales en todo el país. En México, Colombia y Ecuador existen registros activos, libros y rutas de árboles patrimoniales tanto en la ciudad como en campos, parques y reservas. Por ejemplo, en Bogotá es muy reconocido El Nogal de la calle 77, nogal de 200 años considerado el árbol más viejo de la ciudad, mientras que en Ecuador se ha lanzado (2018) la segunda edición del libro “Árboles Patrimoniales de Quito” describiendo los principales ejemplares presentes en barrios, parroquias y bosques montanos del Noroccidente de la ciudad. En Chile, el concepto de “árbol patrimonial” prácticamente no existe formalmente. Estos árboles no son conocidos, y su historia natural y cultural no están documentadas. Valdivia se diferencia de las otras ciudades del país, pues existen numerosos árboles centenarios, incluyendo árboles nativos que nacieron cuando el respectivo barrio estaba cubierto por bosque nativo, con la historia de la colonización escrita en su tronco. El Laboratorio de Biodiversidad y Ecología del Dosel de la Universidad Austral de Chile (LabDosel UACh) ya ha identificado varios árboles patrimoniales. El más destacado es un roble (Nothofagus obliqua) de 350 años, cubierto de plantas que son exclusivas de los bosques nativos, y hogar de una familia de lechuzas. Su tronco tiene una cicatriz de hace 100 años, cuando el bosque fue desmontado para abrir campos de cultivo. Este roble nació en el bosque nativo, y sobrevive hasta hoy en Av. Circunvalación esquina Tromen. Este roble es el árbol más antiguo que se ha encontrado en cualquier ciudad en Chile. Otras especies, tanto nativas como exóticas han sido plantados por antiguos colonos, como la Palma Chilena, o los Encinos, Tuliperos y Cedro del Líbano, de tamaño y belleza notables, que hoy son parte de la historia de la ciudad. Este proyecto busca definir cuáles son, donde están y cuál es la historia cultural y natural de los árboles patrimoniales de Valdivia, dando a la ciudad de Valdivia el sello de Ciudad de Árboles Patrimoniales. Para ello, se realizará una investigación seleccionando los árboles nativos y exóticos mas destacados, documentando su historia natural y cultural, y difundiendo los resultados mediante una bitácora del estudio en terreno disponible en redes sociales, combinada con notas de prensa, charlas y talleres para la comunidad. Se realizarán escaladas de árboles públicas durante el lanzamiento del proyecto, y se desarrollará una campaña en redes sociales para que los ciudadanos postulen a ciertos árboles como patrimoniales. Los fondos requeridos son indispensables para asegurar los sueldos de los investigadores asociados y los gastos de insumos y materiales necesarios para la investigación. Este proyecto busca además poner el concepto de árbol patrimonial en el lenguaje público, y apropiar a la ciudad con el concepto de árbol patrimonial.

Fuente. https://comunidadcreativalosrios.cultura.gob.cl/proyectos/los-arboles-patrimoniales-de-valdivia/

El proyecto «Iniciativa de Fomento a la Lectura y Escritura para Niños y Niñas de la Costa de Valdivia”, busca acercar la lectura y escritura a los habitantes más pequeños de las localidades costeras de Valdivia, de tal manera que estas actividades se perciban como instancias placentera y cotidianas de su entorno social. El proyecto abarca las localidades rurales de Niebla, Los Molinos, San Ignacio, Playa Rosada, Loncoyen, La Misión, Centinilla, Calfuco y Curiñanco, llevando a ellas actividades de fomento lector a escuelas, jardines infantiles, centros sociales, espacios abiertos -como costaneras, playas y parques- y actividades sociales -como ferias costumbristas y ferias laborales-. Las actividades se dividen en dos ítems:
Taller de creación literaria: Es un taller abierto a la comunidad para niñas y niños con edad sugerida de 8 a 12 años, que se realizará en la Escuela Rural de Los Molinos. La temática propuesta es: «personajes de mi entorno social», como forma derevalorizar el entorno social y cultural en el que vivimos.
El taller tendrá una duración anual de frecuencia semanal, constando con dos horas de trabajo con niños y niñas para su realización. Se dividirá en dos ciclos: de marzo a julio y de agosto a diciembre.
Cada jornada se iniciará con la lectura de un cuento, el cual se analizará en forma crítica y colectiva con las niñas y niños participantes. se reconocerán personajes principales y secundarios, sus características, lugar en qué se desarrolla la historia, elementos culturales y cómo se asemejan o diferencian al entorno y realidad de la costa valdiviana. Se incorporarán al análisis observaciones aportadas por los niños y niñas de forma individual o colectiva, incentivando su participación activa, desarrollo del pensamiento crítico y actitud creadora.
Se pedirá a los participantes elegir a una persona de su entorno social cercano, la que se convertirá en protagonista de la historia a desarrollar.
En una primera etapa, los niños y niñas desarrollarán un trabajo de observación, recogiendo características principales de su personaje. Luego, se complementará el personaje con características fantásticas, que le permitan transformarse en protagonistas de los relatos creados.
Por medio de la lectura se comprenderá la estructura del cuento y se iniciará la formulación de los relatos.
Los participantes del taller culminarán cada ciclo con la creación de un cuento, para terminar el año con dos creaciones.
A lo largo del taller se buscará plasmar en los cuentos creados la cultura, problemáticas, sueños e inquietudes que puedan tener los niños y niñas de las localidades costeras de Valdivia.
Cuentacuentos y promoción lectora: actividades de carácter cultural y educativo a realizarse de forma periódica en escuelas, centros sociales y espacios públicos. En cada jornada, se narrarán dos historias, con una duración de diez a quince minutos cada una, utilizando métodos visuales de apoyo a la lectura tales como libros-objeto, mini teatros, kamishibai entre otros elementos que permitan atraer la atención de las pequeñas y pequeños lectores.
Los espacios serán intervenidos, dotándolos de un ambiente íntimo y ameno, minimizando elementos distractores. Se propone el uso de alfombras y cojines que permitan sentarse o acostarse en el suelo a escuchar los relatos, rompiendo con la lógica formal de los espacios, invitando a percibir la actividad como una instancia recreativa.
Se priorizará que niñas y niños no sean meros receptores de la lectura, sino que formen parte cada vez más activa del encuentro lector, por lo que serán animados por la mediadora de lectura (cuentacuentos) a intervenir en los relatos, plantear preguntas, anticipar hechos, para culminar con actividades manuales referidas al cuento, como pintar o moldear personajes y escenas favoritas, las que serán socializadas en forma voluntaria ante el grupo.

Fuente: http://comunidadcreativalosrios.cultura.gob.cl

Luthería y la posterior creación de la especialidad, como resultado de la necesidad de responder al importante movimiento musical que se dio en el contexto de su Conservatorio de Música y Facultad de Bellas Artes. Los devenires históricos posteriores que determinaron el cierre de la Facultad, desembocaron en el cierre del Taller de Luthería y la total pérdida de su equipamiento.

Ya que en el sur de Chile, históricamente, esta labor ha sido emprendida por la Universidad Austral de Chile, es que se plantea el presente proyecto, como una forma de asumir una tarea que quedó fragmentada. Resguardando así, la experiencia y oficio de quienes se han desempeñado en la luthería como disciplina transdisciplinaria durante años, siendo artesanos y artistas, enlazando la música, la madera, la química, el diseño, la acústica y el patrimonio.

El proyecto planteó abordar la práctica de la Luthería desde tres líneas estratégicas; la primera es entregar la enseñanza del oficio a jóvenes de la Región de Los Ríos, quienes a través de clases teóricas y prácticas desarrollaron sus conocimientos y habilidades en construcción, mantención, planimetría, diseño y restauración de instrumentos musicales. La segunda, fue mejorar las condiciones de trabajo de los Luthieres del sur de Chile, teniendo maestros luthieres estables durante la ejecución del proyecto, dando continuidad al espacio y realizando invitaciones a otros artistas para generar instancias de diálogo entre ellos y con los alumnos. La tercera estrategia, fue el acondicionamiento del espacio, del antiguo taller de luthería de la Universidad, ubicado en dependencias del Conservatorio de Música, como una forma de asegurar su continuidad en el tiempo, rescatando la tradición que ya posee la Universidad en la enseñanza y práctica de la luthería.

El taller, en una primera etapa, fue dictado para jóvenes con conocimientos musicales o con experiencias previas en trabajos de luthería. La convocatoria fue pública, realizándose una etapa de selección de los participantes. Durante el taller se desarrollaron módulos de trabajo prácticos y teóricos básicos, enfocados en aspectos como: “Características acústicas de los instrumentos”, “Calidad en barnices, maderas, modelos, autor”, “Conocimiento y uso de máquinas y herramientas”, “Reparaciones, lijados y cortes básicos”; así como módulos intermedios teóricos y prácticos de “Cuerdas Pulsadas y Cuerdas frotadas”.  Los monitores de luthería que realizaron el curso en su primera versión fueron: Daniel König, invitado desde Alemania, especialista en construcción de instrumentos antiguos y modernos  y Javier Carvajal, luthier valdiviano, especialista en fabricación, reparación y restauración de instrumentos de cuerda.

En su segundo año de funcionamiento y como parte de un segundo proyecto obtenido en el Fondo de la Música 2019, el Taller contempla la continuidad de los cursos de iniciación a la luthería a cargo de Javier Carvajal y también actividades formativas específicas para a luthieres, las que serán realizadas durante el segundo semestre de este año. Los instructores serán los maestros  internacionales  Daniel Koenig de Alemania, junto Pilar Garza y Daniel Guzman de México.

Fuente: comunidadcreativalosrios.cultura.gob.cl

Este proyecto surge como una iniciativa del grupo de trabajo Qué lindo leer, el cual hace ya tres años que tiene como misión la promoción de la literatura infantil y juvenil chilena (ver sitio online www.quelindoleer.cl). En esta ocasión el proyecto que aquí se postula tiene como objetivo desarrollar un nuevo número de la revista de literatura infantil y juvenil online cuyo público objetivo son niños/as, jóvenes en edad escolar. Para ello proponemos un proceso integral donde a través del diseño colaborativo de una revista, los niños/as y jóvenes en este caso de la Región de los Ríos, que tienen un acceso restringido a la cultura, puedan ser ellos mismos los creadores y lectores de una revista hecha con ellos y para ellos. Para ello se realizarán talleres con los niños/as y jóvenes en los que se trabajará en conjunto en actividades de creación y lectura crítica de libros. En este nuevo número, además de trabajar a través de metodologías que refuerzan la creatividad, el trabajo en equipo y la creación colaborativa, incorporaremos el uso de las tecnologías que combinan el soporte del libro con el soporte visual y audiovisual, para un mayor acercamiento y apropiación por parte de los niños/as y jóvenes. A su vez dedicaremos el número a una temática especial: “Países del Sur”, lo que implica explorar en conjunto literaturas de América Latina, promoviendo una curiosidad activa, respetuosa y alegre de la multiculturalidad.

Los destinatarios serán niños/as y jóvenes en edad escolar de escasos recursos de escuelas y bibliotecas públicas de las comunas de Valdivia, Los Lagos y Paillaco. Las producciones resultantes de estos talleres serán publicadas en la revista online que visibilizará y difundirá su trabajo. Para ello se cuenta también con una estrategia de difusión de nuestra revista online que combina los canales presenciales (evento lanzamiento) con los virtuales (redes sociales y contactos del grupo «Que lindo leer» y “Mediadores de la Lectura”). En esta ocasión pretendemos potenciar los canales online, ajustándonos a las tendencias de los niños/as y jóvenes, a través de gifs animados y una interacción constante, donde esperamos un mayor involucramiento de los usuarios en el proyecto y, de esta forma, la continuidad activa de la revista. Mediante la producción de este segundo número de la revista online y su difusión pretendemos continuar promoviendo la lectura y la escritura a nivel nacional otorgando espacios para quienes tienen mayores dificultades en el acceso a la cultura.

Fuente: comunidadcreativalosrios.cultura.gob.cl

Arquitecta Universidad Austral de Chile, Chile. 
Magister en Conservación y Restauración del Patrimonio Arquitectónico Universidad Politécnica de Madrid, España

Arquitecta con experiencia internacional en el desarrollo de proyectos de arquitectura en el ámbito de la conservación y restauración e investigación del patrimonio. Con un enfoque especial en el uso de recursos naturales, energía e impacto ambiental.
Paralelamente a mi formación y carrera, colaboro en diversas actividades relacionados con la ciudad, territorio y patrimonio, así como también en el desarrollo de proyectos artísticos.

Los Seminarios de Formación para bailarines y artistas escénicos dela Región de los Ríos ; conforman una iniciativa del Centro de Experimentación Escénica Contemporánea de Valdivia, organización de artistas escénicos que ha liderado los procesos formativos de mayor impacto en la profesionalización del área danza en Valdivia y La Región de Los Ríos en los últimos años. Este proyecto, es postulado al FONDART Regional 2019, en su Línea de Actividades Formativas por la Sra. Verónica Toro, Directora Centro Cultural Espacio Arte Nimiku, miembro activo del Centro de Experimentación Escénica Contemporánea de Valdivia, Asistente de Dirección del Ballet Municipal de Cámara de Valdivia, Bailarina del Ballet Municipal de Cámara de Valdivia, Directora e intérprete del colectivo Radiografía Colectiva.

En los últimos cincuenta años la cultura digital se ha desarrollado con una velocidad diferente a otras áreas del conocimiento. El arte se ha visto revolucionado por esta aceleración, dejando abierta nuevas posibilidades y formas de entender y producir un trabajo artístico desde los “nuevos medios”. Las artes mediales han experimentando una retroalimentación de relaciones, ahora ejercidas mediante las poéticas computacionales, asociando conceptos y modos de hacer provenientes de la ciencia y la tecnología, logrando levantar un cuerpo multiversal y multidireccional entre estos campos del conocimiento, donde humanistas y científicos, tales como artistas mediales y desarrolladores de software libre (programadores computacionales de código abierto), unen sus esfuerzos de trabajo con el único interés de posibilitar un mejor y fácil acceso al campo del entendimiento de lo que es la cultura digital del siglo XXI.

La idea nace del primer acercamiento que tuvimos con los productores y procesadores de manzanas a través del Proyecto FIA “Rescate y Preservación Patrimonial de Manzanos Ancestrales de la Región de Los Ríos, para su puesta en valor en productos de alta proyección comercial con identidad regional” (PYT – 2017 – 0721), en el que participa la coordinadora del presente proyecto.

La recolección de alimentos es una expresión cultural que se lleva a cabo desde los orígenes de la humanidad; es una práctica cuyos conocimientos están cimentados en una conversación íntima con la naturaleza. En otras palabras, la recolección de alimentos es una herencia de nuestros antepasados, y expresión viva de la transmisión de su tradición.

Página 1 de 21

Iniciativas

Intranet

Marcha Blanca

 El sitio Web esta en Marcha Blanca y estamos actualizándolo permanentemente